Selección
Desde la histórica altura

Eliminatorias: Uruguay ganó 2-0 ante Bolivia en La Paz por primera vez en la historia

Uruguay ganó 2-0 en su visita a Bolivia 2-0 con goles de Martín Cáceres y Diego Godín por la primera fecha de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018. Con un gran planteo y mucha justicia, los celestes hicieron historia al ganar por primera vez en la altura de La Paz.
08.10.2015 18:57

Bolivia 0- Uruguay 2
Goles: 10' Cáceres, 69' Godín
Amonestados: 20' J.Torrico (B), 41' Martelli (B), 64' Campos (B), 66' Corujo (U), 73' Rolan (U), 77' Arce (B)
Expulsado: 71' Torrico (B)
Jueces: Patricio Loustau, Juan Pablo Belatti, Ezequiel Brailovsky y Silvio Trucco (Argentina)
Estadio Hernando Siles de La Paz, Bolivia
Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018, fecha 1

Bolivia: Daniel Vacca; Juan Carlos Zampiery, Edward Zenteno, Fernando Martelli y Jair Torrico; Alejandro Chumacero (61' Damián Lizio), Walter Veizaga, Raúl Castro (46' Óscar Díaz) y Jhasmany Campos (69' Rudy Cardozo); Juan Carlos Arce y Yasmani Duk. Entrenador: Julio César Baldivieso.

Uruguay: Fernando Muslera; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín y Álvaro Pereira; Mathías Corujo, Carlos Sánchez (74' Nicolás Lodeiro), Álvaro González y Cristian Rodríguez (38' Camilo Mayada); Cristhian Stuani y Abel Hernández (62' Diego Rolan). Entrenador: Óscar Washington Tabárez.

 

La selección de Tabárez (aunque hoy suspendido y observando el encuentro desde un palco) volvió a hacer historia y abrochó un inédito logro que parecía inalcanzable para el fútbol uruguayo: ganar en La Paz. Con esta resonante victoria arrancó de forma inmejorable su camino rumbo al Mundial de Rusia 2018 e hizo gala de su mayor experiencia para esta clase de batallas ante un combinado boliviano que sólo utilizó futbolistas del medio local.

El partido arrancó con los celestes compactos y mostrando cuál sería su principal arma para ofender: los envíos largos. Así fue como generaron su primera situación clara a los 3’, cuando Stuani peinó un saque de arco de Muslera y Abel Hernández exigió al arquero Vaca con un zurdazo bajo y peligroso. Casi de inmediato respondieron los locales con otra especialidad de la casa: el remate a distancia.

Bolivia proponía el juego veloz por las bandas y cambiando de frente de forma constante, hasta que a los 10’ cayó el 0-1. Carlos Sánchez trepó por derecha y mandó un centro cruzado muy preciso para Abel Hernández, quien conectó de cabeza y obligó a Vaca a realizar una espectacular atajada. El arquero del arquero fue en vano, ya que la defensa se durmió y apareció solo Cáceres para capturar el rebote y anotar.

Bien sostenida la diferencia

Apenas cinco minutos después acarició el 1-1 Yasmani Duk tras ganarle la posición a Godín y sacar un derechazo que reventó el travesaño. A esa altura los dirigidos por Baldivieso le imprimían al juego cada vez más ritmo, aunque sin la precisión necesaria en los metros finales. Uruguay, con las líneas compactas y un seguro Muslera, bancaba los embates verdes abroquelándose bien cerca de su área y ganando constantemente en el juego aéreo.

La Celeste tenía momentos de respiro y salía del azote local cada vez que entraban en juego Sánchez y Stuani. El de River Plate, quien obligó a Vaca a realizar una notable atajada en un tiro libre que pudo ser el 0-2 a los 22’, manejó bien el balón por su sector derecho y el atacante del Middlesbrough luchó con los defensores rivales, generó faltas, aguantó el esférico y pivoteó de forma efectivo para permitirle al equipo salir en bloque.

En materia defensiva fue clave Álvaro González en la zona media ordenando el eje del campo, con Corujo como acompañante y Sánchez y Cristian Rodríguez a sus costados. El Cebolla salió sentido a los 38’ y por él entró Mayada para ubicarse de lateral derecho, pasando Cáceres a la izquierda y Palito Pereira a la línea de volantes hasta el descanso. Luego del entretiempo retomaron sus puestos naturales y Mayada quedó de volante zurdo.

Sin zozobras en el segundo tiempo

La segunda mitad arrancó con más de lo mismo: Bolivia teniendo la pelota y haciendo gala de su inoperancia, y Uruguay defendiéndose con las líneas muy juntas y dosificando esfuerzos con criterio e inteligencia. No obstante, con el correr de los minutos empezó a escasear el aire en el equipo hoy dirigido por Celso Otero, quien ordenó el ingreso de Rolan por Abel Hernández y poco después obtuvo réditos.

El del Girondis Bordeaux entró a los 62’ y siete minutos más tarde peleó un balón por izquierda que generó la falta que terminó en el 2-0. Sánchez ejecutó un centro al segundo palo, el arquero salió muy mal y Godín apareció solo por atrás para conectar de cabeza y liquidar el pleito. Faltaban más de 20 minutos, pero el partido ya se veía liquidado. Más aún cuando enseguida se fue expulsado Torrico por entrarle duro a Giménez.

El tramo final transcurrió con los verdes tirando centros y atacando por inercia pero sin eficacia, y con los celestes aguantando sin pasar zozobras. Uruguay tuvo aire para salir con la pelota bien jugada desde el fondo y dominar en todos los rubros, mostrando la altura futbolística necesaria para ganar en la altura y hacer historia.